El pasado es un animal grotesco

match_lt_01

Spleen. Hastío. Ennui. Así denominaban en la época de Baudelaire, de una modernidad incipiente,  a la sensación de aburrimiento que embargaba a algunos sectores de la sociedad. El vértigo, el movimiento, la multiplicación de las ofertas de ocio no alcanzaban para subsanar ese malestar que parecía extenderse como la peste. Sigue leyendo